Alquiler de Almacenes.

Con el alquiler de almacenes, podrás conseguir ese espacio de más que siempre has soñado.

¿Cuántas veces has deseado disponer de más espacio en tu empresa? Si eres autónomo o dueño de una PYME, seguramente más de una. Y es que, poseer un segundo local en el que almacenar stock, albaranes y herramientas, entre otros, puede proporcionar grandes ventajas a tu negocio.

Sigue leyendo y entérate de todas las ventajas del alquiler de almacenes y de los mejores consejos para organizarlo de manera eficiente.

Alquiler de Almacenes 1

Ventajas del alquiler de almacenes

1.   Te permite comprar a mayor escala

Sin duda, esta es una de las mayores ventajas de adquirir un almacén. No son pocas las empresas que, aunque tienen posibilidades de incrementar sus ventas y crecer, no disponen del espacio suficiente para comprar y almacenar una mayor cantidad de stock.

De este modo, con el alquiler de almacenes podrás ampliar el stock y tu negocio. Además, habitualmente, cuando se realiza una compra de gran tamaño en un mismo momento, los proveedores realizan rebajas de precio considerables. Esto te concederá un margen más amplio para reducir el coste de tus productos y ser más competitivo frente a otros establecimientos.

2.   Mejora el control del stock

Con una adecuada organización y clasificación de tu almacén (más abajo te damos consejos para esto), podrás tener un control total del stock que posees y del que precisas. De esta forma, nunca tendrás ni escasez ni exceso de existencias, y únicamente invertirás en aquello que realmente necesitas.

3.   Libera espacio en tu empresa

Tener un lugar en el que almacenar todo lo que no necesitas en el día a día te permitirá aprovechar mejor el espacio de tu negocio. Así, podrás convertirlo en un lugar más agradable, cómodo y productivo, tanto para ti como para tus clientes. Recuerda que la forma en que presentes tu negocio y tu producto o servicio influirán directamente en la opinión que tengan tus clientes sobre ti.

Consejos de almacenaje

1.   Emplea cajas y contenedores

Es fundamental que guardes todo tu stock y material en cajas y contenedores. Así se mantendrá resguardado de posibles golpes y evitarás pérdidas económicas por culpa de roturas. Igualmente, cuando apiles unas cajas encima de otras, recuerda colocar las más pesadas y de contenido menos frágil debajo.

En caso de que prefieras utilizar estanterías, no es recomendable colocar demasiados objetos al fondo, pues a la hora de alcanzarlos resulta complicado.

2.   Ordena según demanda

Este es un aspecto que debes tener muy presente cuando realices el alquiler de tu almacén. Así, trata de ordenar tu stock por frecuencia de salida. Naturalmente, los artículos que vayas a buscar con mayor frecuencia deben ocupar los espacios más accesibles.

Además, resulta muy útil etiquetar las cajas y contenedores de manera visible, para así facilitar su localización. En este mismo sentido, y en especial si el almacén es muy grande, que las cajas y contenedores sean de distintos colores también te ayudará. Por último, colocar un mapa con la ubicación y contenido de cada contenedor puede ser muy práctico para los trabajadores nuevos.

3.   Mantén accesos fáciles

Deja pasillos amplios y despejados por los que tu y tus empleados podáis pasar fácilmente y sin riesgos.

4.   Mantén el inventario actualizado

Mantener el inventario del stock actualizado te ahorrará mucho tiempo de búsqueda. Así, sabrás qué provisiones tienes y cuáles no, y no perderás tiempo buscando algo que en realidad no está.

5.   Limpia regularmente

Sobra decirlo, pero una limpieza regular es más que necesaria. Los almacenes son lugares en los que se acumula mucho polvo y suciedad, por lo que tendrás que ser persistente por cuestiones de salubridad.

Comprobar si el almacén es apto para tu actividad

Es muy importante que compruebes que tu almacén dispone del espacio suficiente para tus necesidades de almacenaje. Lógicamente, no es lo mismo almacenar maquinaria que artículos pequeños.

Asimismo, cuando el uso del alquiler de almacén esté dirigido a guardar comida, productos de farmacia y otros artículos delicados, debes comprobar que el local cumple los requisitos de conservación adecuados para ello. Por ejemplo, de temperatura y humedad.

Por otra parte, es recomendable que tu almacén no se encuentre excesivamente lejos de tu negocio. Ten presente que un almacén es un lugar al que acudirás con relativa frecuencia, y no querrás tener que realizar grandes desplazamientos.

Si crees que a tu empresa le vendría bien el alquiler de un almacén, no dudes en llamarnos. En Tenenieves te enseñaremos todos los locales que necesites hasta que encuentres el adecuado para la actividad de tu empresa y ubicación.

Locales de alquiler Zaragoza