Comprar un terreno: ¿qué es suelo urbano no consolidado?

Cuando estamos interesados en la compra de un terreno, tenemos que tener en cuenta varios aspectos que, en materia legal, nos podrán deparar consecuencias. Por eso, es importante conocer cuál es la calificación del terreno que vamos a adquirir. En este artículo, vamos a hablar sobre qué es suelo urbano no consolidado, y sus diferencias con el suelo urbano consolidado.

¿Qué es suelo urbano?

Antes de conocer qué es el suelo urbano no consolidado, debemos realizar una aclaración. Dentro de los diversos tipos de suelo, el más importante es el suelo urbano, es decir, es el terreno donde se asienta una ciudad, municipio, área metropolitana, etc.

que es el suelo urbano consolidado tenenieves zaragoza__

El suelo urbano cuenta con todos los servicios urbanísticos básicos como son el servicio de alcantarillado, suministro de electricidad y agua, así como de acceso rodado. Asimismo, la administración autonómica regula este tipo de suelo y lo subdivide en dos categorías: suelo urbano consolidado y suelo urbano no consolidado.

Hay que resaltar también que el suelo urbano no tiene por qué estar urbanizado por completo o preparado para ello, sino que, tan solo es una consideración legal o que tiene la previsión de contar con las transformaciones urbanísticas pertinentes.

¿Qué es suelo urbano consolidado?

En este post sobre qué es suelo urbano no consolidado, tenemos que explicar, para entender las diferencias, en qué consiste el suelo urbano consolidado. Este, básicamente, es aquel que está situado en la ciudad y cuenta con el permiso automático de poder realizar construcciones -bajo previa licencia de obra-. Es por esta razón que no requiere ninguna transformación urbanística.

Además, se considera suelo urbano consolidado tanto las parcelas edificadas como los solares que puedan quedar en sus intersecciones. Sus respectivos propietarios tienen derecho a edificar directamente. Como obligaciones, la cesión de terrenos fuera de alineaciones con la intención de regularizar o ampliar calles que eviten embudos, así como el deber de completar la urbanización para convertir la parcela en solar.

¿Qué es suelo urbano no consolidado?

Por su parte, para saber qué es el suelo urbano no consolidado, debemos conocer que sus obligaciones son mucho más gravosas. Sus propietarios tienen la obligación de ceder, de forma gratuita y en caso de requerimiento, toda la superficie demandada por la Administración para destinarla a los usos que la misma considere. En la mayoría de las ocasiones, esta cesión supone entre el 5 y el 15% del total de la propiedad. Además, los dueños deberán costear todas estas transformaciones de los alrededores y el entorno de la parcela.

En otras palabras, el suelo urbano no consolidado es aquel en el que se sitúan parcelas que están ubicadas en la ciudad y en su área metropolitana, pero que necesitan actividades para concluir con su urbanización y la de su zona. En muchos municipios, existen lugares que quedan sin edificar, ya que la expansión de la ciudad no es uniforme. Los terrenos de suelo urbano no consolidado son considerados por el propio planeamiento como aptos para un futuro urbanizado. Asimismo, no se puede construir en ellos hasta que no se termina con todas las reformas y la urbanización de la zona.

Diferencias entre suelo urbano consolidado y suelo urbano no consolidado

En este post sobre qué es suelo urbano no consolidado, también vamos a pasar a continuación a detallar las diferencias existentes entre ambos tipos de suelo. En el caso del suelo urbano consolidado, su superficie cuenta con la posibilidad de construir directamente, como hemos dicho, previa licencia de obra, y su propietario solo tiene la obligación de terminar de urbanizar la zona o los límites de su propiedad para que cuente con la consideración de solar.

En cambio, en el caso de suelo urbano no consolidado, su respectivo dueño sí debe ceder una parte de la parcela para que se termine de construir la zona y así poder transformarse, cambiar de calificación y poder edificar en él.

Oportunidades a largo plazo

Como vemos en este post sobre qué es suelo urbano no consolidado, por todas estas circunstancias, las parcelas de suelo urbano no consolidado pueden ser una gran inversión a largo plazo.  La prohibición de edificar inmediatamente puede ser un aspecto interesante sobre todo en el precio final, puesto que estas propiedades suelen tener un precio menor.

Además, estas propiedades de suelo urbano no consolidado pueden ser una alternativa atrayente para aquellas personas con una visión a largo plazo, ya que la Administración tiene la previsión de urbanizar esa zona tarde o temprano, cuando pasarán a calificarse como suelo urbano consolidado.

Esperamos que este artículo sobre qué es suelo urbano no consolidado te haya resultado útil. Puedes visitar nuestro blog sobre temas similares o también leer este post sobre qué hace falta para convertir un local en una vivienda.  

En Tenenieves, somos expertos en alquiler de locales en Zaragoza y nos puedes encontrar en el teléfono 629 92 81 98 o en nuestra web.